BUÑUELOS RELLENOS

Vamos a dar un paso más allá. Vamos a “enriquecer” la receta de los buñuelos de toda la vida. Con chocolate, con crema, con nata, … ¡Se me hace la boca agua!

Una vez hechos los buñuelos, con la ayuda de una boquilla de manga pastelera  pinchamos el buñuelo y le inyectamos el relleno que hayamos elegido: crema pastelera, nata montada o crema de chocolate.

Aquí van las recetas de los rellenos, para que tomes nota:

La nata montada es bien sencilla de hacer. Cogemos nata líquida para montar y con ayuda de las varillas de la mezcladora o de la batidora montamos la nata y añadimos azúcar, si nos gusta bien dulce. Ten cuidado si la bates demasiado puede cortarse y perder toda la consistencia.

La BATIDORA DE VARILLA INOX "COMPLET" de JATA es un complemento ideal para tu cocina.

Para preparar la crema de chocolate necesitamos:

– 3 yemas de huevo

– 125g de azúcar

– 100g de harina

– cacao tamizado

– 1/2 l. de leche semi desnatada

Batimos con las varillas de la mezcladora o de la batidora las yemas, junto con el azúcar la harina y el cacao tamizado. Diluimos la mezcla con 500ml de leche fría sin dejar de remover.

La BATIDORA MEZCLADORA de JATA es imprescindible para la elaboración de tus postres caseros.

Una vez lo tengamos todo bien mezclado, pasamos a un cazo y lo ponemos al fuego.  Tras el primer hervor, bajamos el  fuego y a fuego lento lo dejamos cocer 5 minutos sin dejar de remover hasta conseguir que la crema espese. Retiramos del fuego, y tapamos con papel celofán. Lo dejamos bien pegadito  a la crema para que no se reseque y la dejamos enfriar.

Para hacer el relleno de crema necesitaremos:

– 3 yemas de huevo.
– 1/2 l. de leche semi desnatada.
– 1 rama de canela.
– la corteza de un limón.
– 125 g. de azúcar.
– 50 g. de harina.

Hervimos la leche con la canela y el limón. Con la mezcladora, amasamos en otro recipiente las yemas de huevo, con el azúcar y la harina. Cuando la leche rompa a hervir, incorporamos las yemas, sin dejar de remover con las varillas de la mezcladora o la batidora.

Cuando la mezcla empiece a hervir de nuevo, la retiramos del fuego pero no dejamos de batir, para evitar que  se hagan grumos. Una vez finalizada, la pasamos a un recipiente frío hasta que se enfríe. Una vez fría, ya estará lista para rellenar los buñuelos.

Cuando hayamos finalizado la crema de relleno que hayamos elegido, la  introducimos en la manga pastelera con una  boquilla fina y nos ponemos a rellenar. Presentaremos los buñuelos en una bandeja y los espolvoreamos con azúcar al gusto y/o canela.

Ya tenemos el postre listo para los más golosos de la casa 😉

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*