Cocinar marisco

Si hablamos de comer marisco, pensamos automáticamente en grandes eventos y/o celebraciones. Es un plato típico en las comidas y cenas navideñas. Seguramente no faltarán langostinos, almejas, etc. en nuestras mesas durante estos días de fiesta. Te contamos cual es la mejor manera de cocinarlo. […]

Si hablamos de comer marisco, pensamos automáticamente en grandes eventos y/o celebraciones. Es un plato típico en las comidas y cenas navideñas. Seguramente no faltarán langostinos, almejas, etc. en nuestras mesas durante estos días de fiesta. Te contamos cual es la mejor manera de cocinarlo.

El marisco es sencillo de preparar y podemos optar por diferentes formas de hacerlo. Aunque lo ideal es elegir la manera que mejor conserve su sabor.  No necesita que  lo aderecemos demasiado, hay que evitar esconder su sabor con salsas y refritos.  Sin duda, la mejor opción es prepararlos de la forma más natural posible para no tapar su caracterísitico y delicioso sabor.

Las dos mejores maneras de cocinarlo son: a la plancha, cocido o al vapor.

La cocina al vapor CV201 es ideal para preparar varios platos para parejas o singles.

La plancha de asar es la mejor manera de preparar recetas sanas y ligeras.

El marisco cocido o al vapor es perfecto para crustáceos andadores y nadadores: gamba, langostino, nécora, araña de mar, centollo, bogavante, langosta, santiaguiño, cigala, etc. Si están vivos cuécelos con agua fría. Si el marisco ya no está vivo, puedes cocerlo con el agua hirviendo. Aunque sin duda, la mejor de las opciones posibles es cocerlo vivo en una cocina al vapor. TRUCO: después de cocerlo sumérgelo en agua con hielo para que se enfríe rápidamente, así la carne quedará más prieta a la hora de comerlo.

La cocina al vapor CV472 de JATA ideal para familias ya que tiene una capacidad total de 7,5l.

A la plancha quedan super bien las gambas, los langostinos, las cigalas, la langosta, etc. Cuando la plancha esté caliente, echamos sal gorda sobre la plancha y un chorrito de aceite (opcional) antes de poner el marisco, el punto de sal va al gusto. Para cocinarlos, si se trata de piezas grandes, se recomienda partirlos por la mitad, tanto si están vivos como si no lo están. Es importante que empieces a cocinarlos por la parte de la cáscara para que no te queden resecos.

Hay que tener mucho cuidado con no pasarlos demasiado, sobre todo las gambas, que necesitan solamente “vuelta y vuelta”, ya que si no se secan los jugos de la cabeza y quedan resecas… Vigilad el punto de cocción, por que si está demasiado hecho podemos estropear el marisco, y al precio que está mejor no la liamos… Sin duda, la plancha es una opción estupenda para todo tipo de marisco y pescado. Nosotros en casa es la opción que más utilizamos, además el resultado son recetas sanas, lígeras y ricas-ricas ;)

Ideal para cocinar carne y/o pescado

OJO con los congelados, pueden quedar resecos. Para evitarlo lo mejor es echar aceite en la plancha que siempre ayudará a que el marisco quede menos seco y más sobroso. Con el marisco congelado, usar alguna salsita de acompañamiento es una buenísima opción.

Y la presentación es cosa de la imaginación…

¡Aissssh! ¡Qué hambre! ;)

Acerca del Autor

CYM